Aprende a vivir sin apegos

Compartir

Cada vez que sentimos apegos, sentimos como si no pudieramos vivir sin la otra persona o sin la otra situación u objeto. Y al darle mas fuerza a algo exterior, perdemos fuerza y empezamos a caer en un estado y una situación la cual dificulta el poder vivir libres y dichosos.

Es recomendable entender y comprender que todos nosotros somos almas, las cuales tenemos la libertad y el libre albedrio de hacer lo que sintamos mejor para nosotros para poder aprender y crecer y que en ocasiones compartimos tiempo con seres queridos. Mas sin embargo, esto no significa que debemos de gancharnos y asfixiar a las otras personas o no poder vivir sin ellas.

Ya que no solamente vamos a ser un obstáculo para la otra persona, si no que vamos a ser nuestro propio obstáculo y en definitiva vamos a estar creando una realidad llena de pena y angustia. Y el dolor será inevitable, ya que todos y cada uno de nosotros un dia tendremos que partir y el dia que alguien a quién estamos apegados tenga que irse, qué es lo que haremos?

La mayoria de las veces, nos quedamos con una gran herida y no sabemos que hacer y la falta de comprensión sobre esta situación, nos hace simplemente vivir en un verdadero infierno.

Por desgracia no hay información ni guía al alcance de nuestras manos para poder salir de este tipo de situaciones. Sin embargo, lo que si podemos hacer, y que en definitiva te correspondia enterarte, es simplemente aprender a vivir lo más ligero y suelto posible, sin apegos hacia nada y hacia nadie, sin caer en el extremo de sólo depender de ti.

Al hablar de no depender de nada ni de nadie, me refiero a que no debemos de basar ni poner nuestra paz y nuestro bienestar en algun factor externo y ajeno a nosotros. Ama intensamente, pero recuerda que debes dejar vivir y debes dejar dar libertad ya que la otra persona tambien tiene sus sueños y sus metas. Disfruta de todas las cosas, pero recuerda no engancharte o llegar a caer en una situación donde no puedas vivir sin ellas.

Y siempre nuestro bienestar, nuestra paz y nuestro amor debe de estar enfocado en nuestro interior. Todo debe siempre surgir de nuestro interior y debemos de compartirlo con gente que realmente va valorar lo que tenemos por dar. De esta forma, al basar todo nuestro bienestar desde nuestro interior, de forma gradual podrás ir viendo que inclusive vivir apegado a algo fuera de ti, es realmente desgastador y que te consume mucha de tu energía y mucha de tu paz.

A mayor libertad demos, mayor libertad tendremos.

En definitiva, una decisión sabia e importante es vivir sin apegos, vivir libres de toda atadura y no depender de nada para basar nuestro bienestar, y esto lo logramos enfocándonos y centrandonos en nuestro interior. Desarrollando cualidades positivas en nuestro interior y siempre compartiendo nuestra luz y comprensión con las personas cercanas.

De esta forma, todos los apegos que sintamos irán consumiendose uno a uno y el sufrimiento cesará.


Compartir