Caso de Estudio: Como Meditar Profundamente en 21 Días

Compartir

El día de hoy quiero mostrarte paso a paso, como meditar profundamente en 21 días, sin importar si eres nuevo y nunca has sabido como meditar correctamente o si ya cuentas con experiencia y en ocasiones se te dificulta meditar.

Olvide decirte que pude comenzar a disfrutar de meditar de forma profunda, a pesar de:

– Tener grandes dificultades para poderme relajar y entrar en un estado meditativo.
– Sufrir de hiperactividad mental y ansiedad durante años.
– Haber intentado ya varios metodos de meditación, sin resultados algunos.

¿Cómo lo logre? Con la Fórmula Íntima. Y en este caso de estudio, te mostrare exactamente paso a paso cómo tú también lo podrás lograr.

¿No tienes tiempo de leer todo el caso de estudio en este momento?

No te preocupes, te puedes llevar una copia de él para que lo puedas leer cuando tengas oportunidad. Sólo dime a dónde te lo envío (te tomará solo 5 segundos)

Sigue leyendo para aprender a meditar …

Como Meditar Profundamente Con La Fórmula Íntima En Sólo 21 Días

Antes de utilizar la Fórmula Íntima, tenía grandes dificultades para meditar, ya que nunca habia asistido a algún tipo de curso de meditacion, ni sabia como se medita y la verdad que nunca habia realizado ninguna meditacion guiada.

Sin embargo, estoy seguro que después de 21 días de implementar esta fórmula aprenderás a:

> Cómo hacer meditación de forma profunda y trascendental en mi vida.
> Pasar de 5 minutos eternos de meditación, a empezar a meditar como mínimo 30 minutos.
> Disfrutar días tranquilos y relajados, sin importar las circunstancias de mi vida.

Y mis dificultades para meditar, son ahora cosa del pasado, nunca más he tenido problema en meditar.

Vayamos de lleno a la fórmula paso a paso que estoy utilizando.

Como Meditar Profundamente Con Los 5 Pasos De “La Fórmula Intima”.

La Fórmula Intima cuenta con 5 pasos y a continuación vamos a verlos en detalle:

Paso #1 – No te concentres.
Paso #2 – Utiliza antifaz y tapa oídos.
Paso #3 – Elige un lugar cómodo y tranquilo.
Paso #4 – Enfoca tu atención a la respiración
Paso #5 – Practica al menos 1 vez al día.


Paso #1 – No te concentres

A muchos de nosotros se nos ha dicho que para poder meditar tenemos que concentrarnos en algo, un objeto, una imagen o lo que sea. Y esto es justo lo contrario a la meditación.

Lo primero que tenemos que saber es realmente que es la meditación. Ya que la concentración es un esfuerzo y la meditación es un soltar. Son justo los opuestos y querer meditar concentrándote, te hará que nunca puedas entrar en estado de meditación.

Es cierto que, una vez que has alcanzado un nivel óptimo de meditación, en tu vida diaria vas a poder concentrarte con mayor facilidad, pero esto es un resultado de estar practicando la meditación, ya que una buena concentración es resultado de una meditación profunda sostenida durante meses.

Asi que la próxima vez que medites, olvídate todo lo que te han dicho sobre visualizaciones, concentración o cualquier otro tipo de tecnicas de meditacion para principiantes.Ya que si lo que buscas es una meditación trascendental y profunda, lo único que tenemos que hacer es dejar de ser esa persona que solemos ser cotidianamente. Por unos minutos pasar al “no hacer” y te sorprenderás que en ese “no hacer” hay una gran cantidad de actividad, muy sutil y mucho muy diferente a lo que conocemos.

A mayor relajación del cuerpo, de tu mente y de todo en general, podrá ser para ti mucho más fácil entrar en meditación.


Paso #2 – Utiliza antifaz y tapa oídos

Para alcanzar una meditación profunda,tenemos que desconectarnos lo máximo posible de nuestros sentidos y para obtener este resultado, recomendamos utilizar un antifaz y tapa oídos. Al utilizarlos podremos estar desconectándonos de la vista y de la audición, para así permitir que toda nuestra energía se concentre en nuestro interior, de esta forma podrás entrar en meditación profunda de forma gradual.

Ya que cuando empieces a meditar profundamente y al desconectar tus sentidos externos, gradualmente y poco a poco iras despertando aquellos sentidos internos de tu alma, lo cual te va permitir comenzar a percibir y sentir con mucha mayor facilidad.

Puedes utilizar cualquier tipo de antifaz, los venden en cualquier tipo de farmacia o en algún supermercado. También puedes buscarlos online en eBay, Amazon o Mercadolibre.

Y los tapa oídos, existen de 2 tipos: los que son tipo audífonos que cubren todo tu oído o los que son auriculares. Estos los puedes conseguir en cualquier ferretería o también puedes conseguirlos online.


Paso #3 – Elige un lugar cómodo y tranquilo.

Lo siguiente es que elijas un lugar cómodo y tranquilo para realizar tus meditaciones. Puede ser en tu casa o en algún lugar exterior. En lo personal yo te recomiendo lo hagas en un lugar donde se encuentre mayormente concentrada tu energía. Si pasas mucho tiempo en tu habitación, te recomiendo realizarla allí.

No es obligatorio salir a la naturaleza, escuchar algún tipo de musica para meditar, ni hacer algún tipo de ejercicios de meditación o realizar algún tipo de yoga, ya que recordemos lo que queremos es desconectar lo máximo posible los sentidos externos para enfocar toda nuestra energía en nuestro interior y poder alcanzar una meditación profunda.

Este lugar que elijas va ser sagrado y es importante que todas tus meditaciones las realices siempre en el mismo lugar y en lo posible a la misma hora. Ya que esto va permitirte hacer tu sello energético en dicha habitación, lo cual en el futuro y con la practica sostenida te va traer sorpresas que en esta ocasión no te puedo adelantar 🙂


Paso #4 – Enfoca tu atención a la respiración

Este paso es la clave fundamental para poder alcanzar una meditación profunda: la respiración. Y de hecho la respiración es la que te va permitir aminorar tu actividad mental para que puedas soltar todos tus pensamientos y puedas entrar en estados profundos de relajación para poder realizar tus meditaciones.

Esto se debe a que nuestra respiración y la actividad de la mente están íntimamente ligadas. Si tu respiración es acelerada, la actividad en tu mente será acelerada. Por el contrario si tienes una respiración consiente, lenta y profunda, de forma gradual la actividad en tu mente va ir aminorando.

Por ello, esta fórmula se llama “La Formula Intima”. Esta conexión íntima entre tu mente y tu respiración es la clave secreta para poder alcanzar estados profundos de meditación.

Para iniciar con nuestra meditación, nos ponemos nuestro tapa oídos, nuestro antifaz y nos sentamos en una posición cómoda.

Puedes sentarte en una silla, sillón o dónde más agusto te sientas. Es aconsejable hacer la meditación sentados, ya que si la hacemos acostados muy probablemente te quedes dormido y lo que nos interesa es estar plenamente conscientes al estar realizando la meditación.

Cerramos nuestros ojos y comenzamos a poner atención a nuestra respiración.Es importante tomar en cuenta que siempre debemos respirar por la nariz y no por la boca.

Al estar poniendo atención consiente a tu respiración, vas a comenzar a aminorar la actividad de tu mente. De esta forma, verás que es muy sencillo realizar la meditación.

Sin embargo, no te desalientes si al comienzo es una actividad difícil.

Puede llegar a ser difícil o incomodo, debido a que desafortunadamente estamos acostumbrados a darle mucho uso a la mente y tenemos que educarla a relajarse y desconectarse por unos minutos, esto la renueva y la refresca.


Paso #5 – Practica Al Menos 1 Vez Al Día

Es recomendable estar meditando como mínimo 1 vez al día para comenzar a ver resultados en la primera semana.

Lo recomendable al comienzo es realizar tus meditaciones durante 15 minutos al día. Si no puedes 15, intenta 7 minutos hasta que alcances una mayor relajación y alcances los 15 minutos diarios.

También es importante agendar una hora a la cuál siempre realices tus meditaciones para que gradualmente puedas ir haciéndolo un habito y se te facilite con el tiempo realizar las meditaciones.

Se aconseja meditar al amanecer o al atardecer para mejores resultados, sin embargo, si no puedes realizarlo a tales momentos  no pasa nada, puedes elegir cualquier otro momento del día.

También se aconseja no meditar después de comer, dejar al menos unos 20 – 30 minutos después de tu comida, ya que si meditas cuando estás realizando digestión, probablemente se te complique meditar.

Si estás totalmente comprometido en tener meditaciones profundas, medita diariamente sin falta durante semanas e inclusive meses. Si llegas al punto de disfrutar tus meditaciones, notaras que para ti la meditación se va convertir en una actividad diaria como alimentarte.

Así como alimentamos al cuerpo, es también importante darle alimento a nuestra alma, y uno de los mejores alimentos es la meditación, ya que nos volvemos a conectar con nosotros mismos.


Es Hora de Meditar…

Espero y puedas verle el enorme potencial a esta sencilla formula. Son 5 pasos muy fáciles, ahora lo siguiente para obtener resultados es meditar y ser perseverante, porque en cuanto disfrutes la meditación, nunca más vas a querer dejar de practicarla.

Eso, sin hablar de la infinidad de beneficios que vas a tener en tu vida, tanto a nivel físico, emocional, mental, energéticos.Claro que te puede tomar días enencontrarle el gusto o alcanzar una meditación profunda, pero valdrá la pena.

Tu solo recuerda: medita, medita y vuelve a meditar 🙂

Y con esta fórmula tienes el ticket para aprender como meditar en casa.

¿Listo para empezar? Ya verás que conforme pasen tus primeros días de haber meditado, irás notando en ti de forma gradual en primera instancia una mayor facilidad en realizar meditaciones y en segundo, esa paz y tranquilidad la irás trasladando en tu día a día.

Inicia hoy mismo a practicar y si quieres llevarte un PDF de todo lo explicado, tan solo haz clic en la siguiente imagen y accede a las tecnicas para meditar y asi puedas descargarla o imprimirla.


Compartir