Visita a Real de Catorce

Compartir

 

 

2085_121000915290_7348_n

Nos dirigimos a Real de Catorce un antiguo pueblo minero en San Luis Potosí, México; para tener una experiencia con el jícuri o peyote en una ceremonia hecha por un marakame wixarika en el Cerro del Quemado, este es uno de los pueblos mágicos de México, para entrar cruzas un camino empedrado rodeado de cerros y vegetación desértica, subiendo lentamente puedes observar antiguas construcciones en ruinas mientras subes un cerro para llegar a un túnel que lo atraviesa por dentro, el túnel parece prepararte para entrar a una dimensión atemporal que no le pide nada a ninguna película de vaqueros ya que se fundo en 1901 y es hoy un pueblo cuyas construcciones son principalmente de piedra y adobe dedicado actualmente al turismo.

2085_121001080290_3757_n

Al bajar del auto vimos a un hombre de sombrero, mirada sencilla y amigable quien resulto ser el caballerango con quien nos habíamos puesto de acuerdo desde la ciudad. Esa coincidencia nos llamó más la atención a nosotros que a él; ya que como muchos de los hombres de Real vivía una vida cotidiana rodeada de un mundo mágico que más tarde comprobaría con mis propios ojos era bastante real.0393

En la tarde iríamos al Cerro del Quemado a caballo, el marakame nos encontraría ahí. El llegaría a pie por otro camino. Cuando comenzó el atardecer montamos y nos dirigimos hacia el Cerro del Quemado entrando a una zona sagrada de los huicholes llamada Wirikuta.

danyback

Mientras cabalgábamos nos comentaban de la situación de como el gobierno quería vender la tierra a una compañía minera canadiense para hacer desaparecer la zona.

El caballerango estaba muy interesado de nuestra forma de ver la realidad nos comunicaba que el seguido salía a estar en contacto con la naturaleza y hacia una ceremonia con jícuri para desintoxicarse de las cosas que le sucedían en su vida. Yo me concentraba en mi respiración y en aprender a dirigir a mi caballo que ya se sabía de memoria el camino. El aire era distinto. Al aspirarse era ligero, fresco y lleno de energía.

cabalgando

El sol descendía mientras escuchábamos el sonido de las herraduras subiendo y bajando sin dificultad el camino de tierra rodeados una gran tranquilidad frente a la imponente presencia de los cerros, cactáceas y yucas.

  sunset     

 

0318

Llegamos a una pequeña casa de piedra donde desmontamos, el caballerango nos pidió que recolectáramos flores del alrededor que después ataríamos con listones para fabricar un bastón de mando que era necesario para subir al cerro en forma de procesión. mientras buscaba alguna flor para el bastón me retiré del resto escuche a alguien a unos cuantos pasos que me chiflaba para que me acercara. No logre ver nada, pero el chiflido se escuchó cercano pero proveniente de una extraña distancia, en ese momento recordé que algunos seres atraen a la gente al monte para perderlos o hacerlos caer en zanjas, así que decidí no seguir en esa dirección.

bastondemando

Un gran silencio se extendía en la quietud del horizonte mientras el sol daba sus últimos rayos sin desaparecer la luz. Sentíamos una calidez de hogar y una fuerte energía emanando de la tierra,  en la hora mágica donde no hay sol pero sí luz; dos cuervos de gran tamaño cruzaron el cielo sin otra ave que los acompañara en kilómetros a la distancia ellos pasaron justo por encima de nosotros batiendo sus alas con una fuerza  que resonaba por todo el valle zumbando como una gran vórtice, el caballerango dijo: esos no son cuervos, ya nos están recibiendo.

la casita

Estaba completamente oscuro cuando escuchamos los sencillos pasos del marakame que llegaba acompañado de su hijo de 6 años y un monje veda de unos 25 años, subimos con una persona al frente sosteniendo el primer bastón de mando y el segundo en el ultimo en subir, el camino era muy inclinado y angosto a algunos se les dificulto subir, en algunos momentos solo se podía ver una gran oscuridad alado donde la luz de la lámpara no alcanzaba a iluminar el vacío.

0353Pensamos que la noche sería muy fría ya que nos encontrábamos en noviembre y estábamos en una zona elevada donde suelen haber bajas temperaturas pero el clima fue sorpresivamente templado, el caballerango y sus ayudantes  estaban sorprendidos porque la noche anterior había estado muy helada. Nos instalamos en un área en forma en circular donde se entraba siguiendo solamente el camino de círculos hechos de piedras con distintas entradas.En el centro había una fogata llena de velas, inciensos y reliquias donde iniciaron el fuego como si fuera un ritual, una pequeña llama despertaba en el centro de la leña bajo una bóveda de estrellas que sería imposible distinguir en la ciudad. El hijo de marakame se concentraba en trabajar el fuego para que se hiciera una gran llama echando leña y moviendo con un gran palo las brazas para distribuirlo. Encendimos velas e incienso de copal en ofrenda al Cerro del Quemado.

“El Cerro Quemado,  para los wixaritari, es donde nace el Sol y se ubica en Wirikuta. Es en este cerro que culminan las peregrinaciones de los centros ceremoniales de todas las comunidades wixaritari cuando viajan a Wirikuta a comunicarse con los ancestros y a recolectar jikuri (peyote). Aquí es donde encuentran sus fundamentos como pueblo y las esencias divinas conviven y recrean la leyenda. Reunar es uno de los altares en Wirikuta. Todo Wirikuta (sierra y bajío) y lo que habita allí es sagrado para el pueblo wixárika.”  fuente http://venadomestizo.blogspot.mx/2013/04/el-cerro-quemado-no-es-wirikuta.html

El marakame sacó de una cajita de palma varias cabezas de jícuri de distintos tamaños. El sabor era muy amargo por lo tanto nos habían recomendado llevar naranjas para disimularlo pero a  un compañero y a mí nos tocó una toronja lo cual no ayudo mucho a pesar  del sabor, nos tocó compartir la mitad de uno del tamaño de mi puño, el marakame nos llevó uno por uno a una pequeña choza más alejada donde  hablaríamos con el espíritu de la montaña y pediríamos la lección que queríamos aprender (en mi caso pedí aprender del amor  y la conciencia). Dentro de la casita había velas, huesos, copales, inciensos, pulseras, etc. Era la capilla de los wixarika uno por uno nos acercábamos a ese pequeño lugar donde la energía daba una sensación de ser escuchados con mucha claridad, al regresar nos sentamos y los efectos apenas comenzaban.

fogo

El veda tocaba su tambor invocando a una de sus deidades, el hijo del marakame jugaba con el juego moviendo las energías con gran fuerza parecía que él era quien dirigía la ceremonia pues pidió a su padre que nos contara las historias del origen del universo y el venadito azul (jícuri). Nosotros les compartimos la Tabla de Esmeralda y el sonido de un cuenco tibetano que llevábamos con nosotros, intente escribir unas palabras, pero el lenguaje no tenía sentido, era absurdo detenerse a escribir pero intentando aterrizar esto solo aparecieron estas palabras:

“Puro es el sol cuando nos mira y ha besado la huella de mis dedos que lo tocan, hermano, padre, yo soy una unidad amiga, simple que se encontró hecho la chispa y amor con voluntad, y pies esta es mi amiga relevancia siendo encuentro, azufre, amiga que se despista porque es pequeño lo malo y lo grande… soy como el fuego que habla yo soy hermano de tu belleza y así como despierta se asimila, fue arritmia , peso que se fue y dejo luz. “

Solté el cuaderno, observe a cada quien en un proceso interior algunos inclinándose hacia adelante y hacia atrás, viendo las estrellas,  las preguntas se disolvían con solo ver el fuego,  sentía el efecto pero aun no comenzaba el viaje. Me encontraba demasiado concentrado en las cosas que quería aprender, sentía un gran amor en mi pecho y una gran conexión con las estrellas, acompañado por un sentimiento de protección, algo grande estaba en mi interior, me atravesaba y fungía atravesándome de mí.

0375

El caballerango interrumpió muy contento, estaba impresionado llevo a el marakame a la orilla del cerro y el marakame también se se alegro, al fondo en un pueblo cercano las luces que estaban encendidas se habían acomodado en forma de un venado corriendo, ambos estaban muy contentos asegurándonos que era una señal muy positiva,el caballerango nos pidió que tomáramos una foto.

venadocer

Al bajar había perdido mi lámpara solo tenía conmigo una pequeña lupa que me habían regalado que tenía un led, la lámpara solo funcionaba cuando mantenía el botón presionado y solo me permitía ver el siguiente paso detrás de mi estaban el veda y el marakame que no ocupaban lámpara, en ese momento cuando me di cuenta que tendría que descender el viendo un paso a la vez me di cuenta de que estaba aprendiendo una lección sobre la conciencia , no pude definir cuanto tiempo me tomo bajar solo veía un pe a la vez a pesar de que alado de mi había caídas seguras que no podía distinguir me concentre solamente en los lugares que podía pisar, el camino de regreso aun era de noche sentí una profunda conexión con ilegal, a quien le agradecí su ayuda el caballerango señalo hacia el cerro y vimos claramente una esfera de fuego flotando en las afueras de la ciudad.niñoliz

Al llegar yo decidí llevar mi viaje hacia adentro, tape mis ojos y encontré una fuente enorme de calor y amor en mí interior; me encontré en la palma de la mano de un maestro que jugaba conmigo como si fuera un niño y me mostraba de forma dócil la inmensidad de sus planos los cuales formaban patrones muy similares a la artesanía huichol, me mostró los amaneceres respirando juntos, me mostró a la luz y a la oscuridad jugando en el infinito entre si haciendo fuegos artificiales de su interacción, para terminar en una fractal de espirales verdes donde me dijeron esta es la forma del amor , entonces lo de afuera estuvo adentro y lo de adentro estuvo afuera infinitas veces en una fractal que unía mis poros a todo , pensé que no volvería a la razón y lo acepté hasta que simplemente dormí…

A la mañana siguiente aun con algo del estado anterior pude escribir con mayor facilidad estas palabras:

Soy hermano del sol y la luna, gota de luz que desprendida se ilusiona en permanencia, solo la sombra crece cuando a la luz doy la espalda y veo la oposición de mi inseguridad solidificarse en forma de coraza para generar sombras que buscan crecer al perder camino, no existe separación nunca, anoche el cielo respiraba conmigo en la conciencia con un ángel detrás, mientras la vida me llevaba en cuatro patas de forma ilegal por las llanuras invisibles, ya se, están aquí, entre el sueño de bolsa de mago adentro y afuera.

Todo para la luz que no hay nada detrás, no hay otro motor.

El corazón en tono es el camino que no se opone no te bajes de su vía aunque esta continua su trayecto y fluirá como luz es su naturaleza sin detenerte nunca, aunque jueguen las oposiciones para expandirse en un camino yace la felicidad que se desenvuelve nuestra naturaleza divina, todos los motivos distracciones son manchas de tinta que definen bordes, bordes para quien busca un camino y contrastes para traspasar y hacer de movimiento al cuerpo de paja , no es mas que tintura de tizana detalle de la naturaleza creativa que es la luz que se expande en todas las formas posibles en un trabajo cooperativo que se eleva.

El mundo es una barca con remos de papel que aletea dando fuerza y resistencia a lo suave y suavidad a lo rígido, todas las mañanas el alba bosteza fuerte en las sonrisas, como si la energía de los arboles se estirara a las estrellas, de las uñas de los gatos a las hojas de los arboles respiraras. sin risa no conocerás el aire que nutre, tu tienes la fuerza de la colaboración y ninguna otra ejerce mas poder hacia la felicidad que formar parte del rio que ya fluye a la resolución completa de todos los cabos, colabora y veras, colabora y vivirás la purificación de toda materia que toques, aprende sus leguas y veras los milagros mas grandes florecer, el corazón pulsa el ritmo para despertar y ser movimiento , veras donde están las piedras que fijas impulsan las carrozas y serás jinete y caballo y jugaras desde lo alto en la disolución de lo solido que queda para hablar con la tierra, construirás un castillo escarbando en las simientes bajo la tierra sembrando columnas que crecerán como notas en el cosmos , si bien hacen serán un puente del cielo a la tierra.

venado

Por : Anawim


Compartir