La vida son sólo segundos y la vivimos como si fuera ser eterna

Compartir

80 años, 100 años… parecen una eternidad pero la realidad es que son sólo segundos hablando en términos universales.

Y sin embargo, a pesar de que son sólo segundos, nos atrevemos a vivir esta vida como si fuera eterna. Empezamos a pensar en términos de permanencia o de eternidad al querer todas las cosas seguras, y al querer todo permanente y seguro existe un gran problema.

No dejamos que la vida fluya, no dejamos la posibilidad a que cosas mágicas e inesperadas sucedan, ya que en el momento que decidimos de forma conciente el querer todo seguro y eterno, estamos diciendole a la existencia: ya no quiero crecer ni avanzar.

Desafortunadamente esta es una condición en la cuál muchos de nosotros nos encontramos. Atrapados, limitados y/condicionados debido a que de todas partes nos han implantado la idea de que esta vida durará mucho y que siempre debemos buscar un trabajo seguro, una pareja para toda la vida y muchas otras cosas más, que son en definitiva un obstáculo para que avancemos y crezcamos como almas.

La solución a todo esto, es de forma conciente primero que nada, darnos cuenta que esta vida es un pasaje, es simplemente un paseo, no venimos a quedarnos toda la eternidad y en cuánto termine nuestro ciclo aquí en la Tierra, regresaremos al lugar de donde realmente somos.

Ya que la Tierra es una plataforma de crecimiento y avance interior, una de las ultimas que esta en la 3ª dimensión y que en definitiva es un experimento que no se va volver a repetir, ya que se tienen planeados otras cosas sobre el crecimiento y avance de almas como las de nosotros, pero eso es otro tema.

Regresando a nuestro tema principal, como te mencionaba, debemos tomar conciencia que esto es temporal y por ende son pocas las cosas que realmente nos llevamos. Solamente las experiencias donde estuvo tu alma, es aquello que se rescata y te sigues llevando, el resto de las cosas simplemente no son tan importantes para el alma.

Por ello, para llevarte lo máximo posible debes profundizar dentro de ti, a traves del trabajo interior realizando meditaciones y dia a dia ir siendo más conciente del hecho que somos un alma que tiene un cuerpo el cual le sirve para moverse en este plano y que tenemos que enfocarnos en aprender aquellas cosas que nuestra alma necesita, cosas como: el desapego, la confianza, la fuerza de voluntad, el amor universal, y un largo etc….

Comprometete a ti mismo a dar lo mejor de ti y enfocarte en tu crecimiento como alma, esta simple acción va empezar a mover muchas cosas y los cambios y transformaciones que tanto anhelas estarán muy cerca de generarse.


Compartir